jueves, 25 de octubre de 2012

                                       
                                                             Vencido 


                                                                
                                               A  la memoria de Joel Pérez Soto 
                                  
                                    
                                   Mas que el dolor por la muerte
                                    De los suyos

                                    Era la humillación con su lengua
                                    De reptil
                                    Rozándole los párpados

                                    Y sembrando en su lecho un sueño
                                    De náufrago
                                    Sin puertos a la vista.

                                    No existían en su lengua
                                    Palabras de consuelo

                                    Sólo el pan amasado  con la agria
                                    Materia
                                    De viejos odios:

                                     La maldición de una antigua
                                     Mujer
                                     De  piel aceitunada
                                     Abandonada en el momento
                                     Más loco del amor

                                     Dicen
                                     Quienes lo vieron convertirse
                                     En estatua de piedra
                                     Con la cabeza coronada de
                                     Lianas y bejucos

                                    Que volvió la vista
                                     para llevarse en la retina
                                     La imagen de su ciudad
                                     arrasada por los bárbaros

                                     Y apenas tuvo tiempo
                                     De ver el fuego
                                     Acodándose en la arena
                                     Como un animal saciado
                                     Que se lame las garras.


10 comentarios:

  1. El fuego es el elemento final, el que cierra, el que corre el telón, y viene muy bien para rematar el poema. Robert Frost, pensando en el fin del mundo, contrapone el fuego, símbolo del deseo, de la pasión (y lo que tiene de noble), con la imagen del hielo, la otra cara del odio (“agria materia de viejos odios”). Aunque también hay que tener en cuenta la interpretación de Borges, que en las Ruinas Circulares nos explica que el fuego era el único que sabía que su hijo era un fantasma…

    ResponderEliminar

  2. Mi querido don Lalo: el fuego purifica y nos deja ligeros de equipaje para emprender el resto del camino. Ese es uno de los múltiples sentidos del mito del Ave Fénix. En esa dirección apunta también el profundo simbolismo de algunas prácticas funerarias vikingas: Se dispone una embarcación y sobre un lecho de fuego el difunto se hace a la mar.
    Muchas gracias por la perturbadora cita de Borges.
    Un abrazo,
    Gustavo

    ResponderEliminar
  3. Sinceramente, me pilla desprevenido amigo Gustavo, con su elegía en homenaje de esa persona. Hace tiempo que no leo poesia, con toda franqueza no sé como relacionar a algun poeta en especial, he ahí que presiento que su estilo es muy personal. El poema es sobrio, evocador y provisto de cierta atmósfera desoladora. Por alguna razón me recuerda a algunos poemas de Hermann Hesse. Y a ratos pienso en las Elegías de Duino de Rilke. Espero no desubicarme.

    ResponderEliminar
  4. Tranquilo, apreciado José. El propósito último de la poesía es ese: desubicarnos, sacarnos del orden del mundo, empezando por el de la sintaxis. En su comentario, don Lalo da justo en el centro del misterio :el hielo y el fuego; la luz y las sombras; la vida y la muerte son una y la misma cosa.
    Resumiendo : Si se sintió desubicado es un síntoma de buena salud ¡Ay de quienes creen tenerlo todo bajo control! sobre todo si tratan con esa materia impredecible llamada lenguaje.

    ResponderEliminar
  5. Conviene aclarar que en el cuento de Borges el fuego reconoce como ilusorio al hijo del soñador, del que había concebido la criatura en su fantasía, "durmiendo de costado"... Esta es una alusión para José, el sabrá de que se trata...

    ResponderEliminar
  6. Saludos GustaVo...
    espero que este bien...
    Muy buen escrito este que publico.

    Bueno por aqui leyendo sus articulos... interesante lo de ser bipolar... segun esos conceptos psicologicos... todos somos bipolares de vida... nos amargamos por el triunfo (aparente) de los demas y nos ponemos contentos con la derrota ajena... hacemos parte de un sistema de contradicciones que nos esta enloqueciendo... se me hace que todos somos bipolares de vida... y lo peor SOMOS HIPOCRITAS que conservamos el sistema para poder hacernos los heroes de la noche... y ahi saltamos al articulo de mas abajo; LANOCHE ES TUYA: que me hace reflexionar sobre las mentiras que nos hechamos nosotros mismos... somos heroes porque declaramos que el sistemas es una mierda... pero al dia siguient estamos pidiendo becas (gubernamentales)y ayudas del ministerio cultural de turno... esa es la bipolaridad que nos ha vuelto comodos en la falsa rebeldia... que para mi en la actualidad es una pose para ganar adeptos: La comodidad de los falsos heroes modernos.

    Saludos Maestro y un abrazo desde las tintas de los que somos los villanos empresariales ;)

    ResponderEliminar
  7. A veces la humillación nos hace recorrer caminos inhóspitos que nos llevan a una encrucijada vital sin apenas salidas, aunque creo que siempre se encuentra alguna.
    Saludos desde Tenerife-Canarias-España y cuando quieras conocer mi espacio serás bien recibido.
    http://laesquinadeguille.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Perdón se me coló otra dirección de blog que no es la mía, aunque te lo recomiendo.
    Esta si es la propia:http://gofioconmiel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Siempre será muy grato recibir sus mensajes, muy a tono con el ácido propósito de este blog, amigo Trejos. Para empezar, me incluyo entre el combo de los villanos. Y sí, mi estimado amigo :somos expertos en crear máscaras. Al fin y al cabo la palabra persona quiere decir eso: máscara. Por eso tenemos la máscara del buen padre,del buen hijo, del buen vecino, del buen gobernante y así hasta lo infinito.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias, Gloria. Claro que visitaré su blog. Por lo demás, toda encrucijada tiene su salida.

    ResponderEliminar

Ingrese aqui su comentario, de forma respetuosa y argumentada: