jueves, 11 de septiembre de 2014

Programados





El hombre me entregó el folleto con el aire entre iluminado y suficiente de  los de su estirpe.  “Léalo”, me ordenó y , sumiso ,  lo hice. “ A la vuelta de un par de décadas, a cada niño nacido le instalarán en la  clínica un dispositivo electrónico en el que estará consignada, aparte de la memoria familiar y universal, la matriz  de su vida, es decir,  cada uno de los pasos a seguir desde la infancia hasta la muerte”.
Bueno, no es para tanto, pensé y así lo dije. Eso mismo ha venido haciendo  la humanidad, por lo menos desde que  el primer antepasado se levantó sobre sus patas traseras y se consagró al  delicioso pasatiempo de hacer preguntas. Solo que el papel del dispositivo en cuestión lo han cumplido con creces las instituciones creadas  para tal fin: la iglesia, la familia, la escuela, el ejército, las corporaciones, los medios de comunicación, el club. En fin todas esas estructuras  diseñadas para darle la ilusión de un sentido  a la vida de la gente. Allí nos adiestran en la obediencia, el acatamiento a los dogmas, la aceptación  de las modas y sobre todo nos preparan para  reproducir y multiplicar ideas fijas, prejuicios, clasismos , racismos  y taras de toda laya. Es decir, nos extirpan de un tajo la facultad de pensar y discernir.
Pero el tipo no dio su brazo a torcer así de fácil . No por casualidad se gana la vida orientando ese tipo de conferencias en las  que un gurú mezcla con total impunidad, tomando de aquí y de  allá, elementos tan contradictorios  como el budismo zen  y la religión del consumo,  la tecnolatría a ultranza y el cristianismo de estirpe tolstoiana, mientras su auditorio, incapaz de  contenerse ante semejante prodigio del pensamiento fusión, aplaude a rabiar y alista la billetera.


Temeroso de que el fulano fuese incapaz de pensar  en conceptos y metáforas, opté por el viejo recurso de los ejemplos.  “ Fíjese usted :  el único universo donde las niñas ricas se enamoran de los muchachos pobres y  hasta se casan con ellos y les dan prole, es el de los culebrones mexicanos y venezolanos. Para los que no creen en  la materialización de esa utopía, les recomiendo una antología completa de refritos de Televisa. Pero no vaya a creer que  las niñas ricas de carne y hueso  carecen de corazón y sentimientos. Mucho  menos que son proclives a la discriminación por una suerte de naturaleza perversa. Simplemente responden al libreto- o chip,  como dicen los yuppies-   que la familia, la clase y  la cultura les entregaron a su debido tiempo. Eso  equivale   a lo que los lenguajes de moda en estos  días llaman  un “ Proyecto de vida”, es decir, una especie de plan de navegación para aventurarse en los meandros de lo impredecible".


En este punto el iniciado me fulminó con su mirada, lo cual, les confieso aquí entre nos, me proporcionó mi buena dosis de satisfacción. A todas luces,  mi improvisado  interlocutor estaba programado para no aceptar  herejes. Y yo estoy- cómo no- programado para no entregarle parte de mi salario, ganado con el sudor de algunas  ideas sueltas como esta , a todo el que venga  a ofrecerme sabiduría empacada al vacío. Antes  de que se produjera un corto circuito letal, como es frecuente en esos casos, saludé al primer conocido que apareció  en el camino y me aferré  a una conversación que  de momento me pareció providencial : las innegables virtudes de Munir El Haddadi, el último niño prodigio del Fútbol Club Barcelona

4 comentarios:

  1. Qué bueno eso de “sabiduría empacada al vacío”, prometo piratearle en el futuro. El mundo de hoy plantea una curiosa paradoja: cuanto más avanzada está la tecnología y sobre todo, cuanto más acceso tenemos a la información, parece que necesitamos más gurúes y demás guías espirituales para que nos digan qué hacer con nuestras vidas. De otra manera, no se puede entender por qué se siguen fundando sectas y demás rebaños, amén de los “emprendedores” que se ponen a escribir cualquier libro sobre conocimiento interior y demás métodos de autoayuda.
    Sobre el último prodigio del Barza, esperemos que no sea otro globo pinchado antes de tiempo. Ya pasó con Bojan, Thiago Alcantara pintaba para ser el nuevo Xavi y ya ve, se fue a la bundesliga, hace poco estaban empezando a tirar cohetes por Deulofeu y sin embargo no termina de convencer. Creo que en el futbol hay también demasiados gurúes y profetas.

    ResponderEliminar
  2. No seamos pájaros de mal aguero, apreciado José : el chico pinta bien.
    Volviendo al punto de partida ¿Se ha fijado en esa manía de la gente de tomarse fotos a sí misma una y otra vez, como si buscara una prueba urgente de la propia existencia? Así cualquiera necesita , no un gurú, sino una legión entera.

    ResponderEliminar
  3. Me hiciste recordar a una pareja de gatos, dos hermanitas, que adoptamos hace algunos años, hasta que debimos devolverlas al centro protector porque nuestro hijo desarrolló una fuerte alergia. Llegué con las gatas y me disculpé porque había perdido la documentación. No problem, me dijeron, que toda la información está en los chips. De modo que mis gatas se adelantaron a tu hombre del futuro.

    ResponderEliminar
  4. Ningún hombre del futuro , mi querido don Lalo : es el mismo de hace miles años, solo que "perfeccionado" por la tecnología.

    ResponderEliminar

Ingrese aqui su comentario, de forma respetuosa y argumentada: