jueves, 28 de abril de 2016

Jugador





JUGADOR

Varado en la mitad de la noche

Dibujó los amores que fueron

Los que son

Y los que ya no serán.


Con hebras de silencio

Tejió un refugio  para su corazón

-Contrito y amargo de tanto barajar cartas  trucadas-.


Atendiendo  a un viejo llamado

Desempolvó su sombrero de mago jubilado

Y se lanzó a las calles a decir la buenaventura.


A modo de recompensa

Recibió la moneda del desdén

Y la mirada atónita de antiguos amigos

Que cruzaban la esquina

Ajenos  al delirio del semáforo.


Un año después de repetir la ceremonia

Tres veces cada día

Supo al fin de qué sustancia

Está hecho el olvido.



Tribunas ( Pereira) abril 25 de  2016

 PDT: les comparto enlace a la banda sonora de esta entrada

https://www.youtube.com/watch?v=w-WxWv5RgEc

8 comentarios:

  1. "Varado en la mitad de la noche/dibujó los amores que fueron...", espléndidos y sugestivos versos que me hacen recordar ciertas escenas de 'Sin City', quizá la mejor adaptación de un comic a la pantalla, que cada cierto tiempo no me canso de ver, derroche de sensualidad y violencia a partes iguales.

    Ps. Esta Joplin sí me agrada, gracias por el dato.

    ResponderEliminar
  2. "Tiempo de verano/ tiempo de otoño/ tiempo de invierno/ tiempo de primavera". En realidad, las estaciones no son tanto del clima como de la vida, apreciado José.
    Digo, por lo de Summer time, de Janis Joplin.

    ResponderEliminar
  3. Qué bueno que no dejas la poesía Tavito, esa viejo y querido amor. Y qué bueno que para ilustrar el poema escogiste un cuadro del gran Cézzane, ese poeta de la pincelada. Un abrazo desde Londres. Juan Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y qué bueno tener noticias de los hermanos, convocados por el fuego del poema, querido Juanito.
      Un abrazote desde Tribunas.

      Eliminar
  4. "Ya somos el olvido que seremos", amigo Gustavo. ¿No hablábamos de olvido en la entrada anterior? Ya no lo recuerdo. Gracias por la emoción recobrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, siempre estamos hablando del olvido... y de ese destello que es la memoria, mi querido don Lalo.

      Eliminar
  5. Maestro, la música en el poema trajo a mi la voz de Raphy Leavitt. Lo imaginé cantando estos versos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Qué bonita imagen para levantarse un domingo lluvioso de mayo, apreciado Eskimal.
    Mil gracias.

    ResponderEliminar

Ingrese aqui su comentario, de forma respetuosa y argumentada: