miércoles, 18 de enero de 2017

50/60: Una historia compartida







Un 10 de octubre de 1957 nació en Pereira, por entonces la segunda ciudad del Departamento de Caldas, Comfamiliar Pereira,  entidad  que bajo la figura del Sistema de Subsidio Familiar, jugaría un papel protagónico en el mejoramiento de las condiciones de vida en la región.
Una década más tarde, el 1 de febrero de 1967, surge a la vida administrativa del país el Departamento de Risaralda, sumándose a lo acontecido un año antes, cuando  Quindío se segregó del antiguo Caldas.
Desde entonces, los caminos de la caja y el nuevo territorio se han entrelazado en un recorrido sembrado por igual de dificultades  y oportunidades, hasta llegar al año 2017,  cuando Comfamiliar Risaralda celebra sesenta años y  el Departamento festeja  medio siglo de vida administrativa.
Para aprovechar esa convergencia  se gestó en 2015 el programa 14 ESTACIONES, Un viaje a la memoria, liderado por Comfamiliar con el propósito de fortalecer sus bibliotecas públicas en los municipios a partir de tres grandes líneas de acción: identificar, conservar  y difundir la memoria histórica de  nuestros pueblos. En segundo lugar, reconocer, mantener y difundir el patrimonio cultural en aspectos como la gastronomía, las músicas,  la tradición oral y las manifestaciones artísticas en general. El tercer punto se enfoca al acompañamiento y respaldo a las formas de  representación  comunitaria, todo  con el propósito de  generar  dinámicas de desarrollo social en el campo, como condición clave para la paz del país.


Tertulias, exposiciones de fotografía, cine foros, encuentros de tradición oral  y ejercicios orientados a la recuperación de memoria son parte del patrimonio acumulado hasta ahora.
Como resultado de todo ese recorrido, y luego de una juiciosa investigación, los integrantes del Semillero  adscrito a la Maestría en Historia de la Universidad Tecnológica de Pereira escribieron un libro titulado 50/60 Risaralda y Comfamiliar: Una historia compartida. A lo largo  de trescientas cincuenta páginas y soportado en la más rigurosa metodología, el libro nos ofrece un panorama de  Risaralda en el que el accionar de la  caja se suma a los hechos administrativos del Departamento, creando así el escenario en el que los habitantes de nuestros pueblos  y veredas han tejido sus vidas. Por esa ruta, los autores recrean el ancestral empuje de nuestra gente, enfrentado a las dificultades políticas, así como a las endémicas formas de violencia que han obstaculizado su trasegar. El resultado es una visión panorámica que, a modo de caleidoscopio, nos permite identificar las claves de nuestro destino individual y colectivo.


De manera paralela, el realizador  Jhon Wilson Ospina produjo un documental que refleja ese recorrido desde las técnicas audiovisuales
El tren de las 14 ESTACIONES sigue su marcha. El próximo reto consiste en que las instituciones del sector público y privado se suban a él como una manera de festejar ésta feliz  convergencia expresada en la cifra 50/60. Así de simple.

PDT : les comparto enlace a la banda sonora de esta entrada

1 comentario:

  1. Un 10 de octubre de 1957, no hay sino uno: ese. Se debe decir el 10 de octubre de 1957. Si quiere adornar su estilo, podría decir "un 10 de octubre de la década del cincuenta del siglo pasado.."

    ResponderEliminar

Ingrese aqui su comentario, de forma respetuosa y argumentada: